¿Cómo llego a ser el inglés el idioma de la ciencia y los negocios?

Actualizado: 25 jun 2020

Nuestro mundo moderno ha globalizado temas como la ciencia, tecnología, arte y mas que todo los negocios, consolidando el  inglés como idioma universal, la nueva lingua franca. Las estadísticas muestran números cómo 98%, cantidad de artículos científicos publicados  en inglés y 80% de toda la información en el internet, pero ¿Cómo llegó a ser así?

El primer idioma científico fue conocidamente el latín, lenguaje romano del primer imperio global. Este idioma se adueñó de la ciencia y el conocimiento hasta los fines del siglo diecisiete, durante cual tiempo grandes mentes como Galileo y Isaac Newton promulgaron la costumbre de escribir en la lengua nativa para poder acceder mayor cantidad de lectores y también en protesta a las reformas de la iglesia católica. Esto empezó a suponer un problema en la comunidad científica; se temía que el progreso de la ciencia tenga una decaída debido a problemas de comunicación entre diferentes idiomas. Para evitar esto, a mediados del siglo diecinueve se llegó a un consenso de publicar los resultados en las tres lenguas con más publicaciones científicas hasta ese momento (que coincidían con los países con mayor desarrollo económico): alemán, francés e inglés. Todo científico de la época debía poder manejarse en estas tres lenguas.


Desde la Primera Guerra Mundial, problemas de comunicación entre los cientístas de los diferentes bandos causaron que los alemanes no fueran incluidos en los convenios y círculos de acreditación que fueron formados entre los otros países durante este tiempo. Esto fue el principio de la decaída de este, que hasta ese entonces era el lenguaje dominante en la ciencia. Durante la Segunda Guerra Mundial, varios causantes como la exterminación de judíos vio afectadas a las universidades y centros de investigación, provocando que un quinto de los físicos y un octavo de todos los biólogos alemanes abandonaran sus puestos. Los que lograron exiliarse a Estados Unidos empezaron a publicar en inglés, haciendo más evidente el desuso del alemán en la ciencia.


Durante las siguientes décadas el inglés tomaba fuerza como lengua científica perocompetía con la aparición de otra lengua científica importante: el ruso. La Guerra Fría y las tiranteces entre la Unión Soviética y Estados Unidos obligaban a los científicos de la Unión Soviética a publicar sus resultados exclusivamente en ruso. Durante los cincuenta y los sesenta todas las publicaciones científicas se escribían en inglés o en ruso, hasta sufrir un cambio drástico en los años setenta. El decaimiento de la Unión Soviética también provocó una disminución del número de publicaciones en ruso, siendo definitivo el uso del inglés como lengua científica preferentemente. A mediados de los noventa, un 96 por ciento de las publicaciones científicas llegan a ser en inglés, una tendencia que aumenta hasta nuestros días.

El siglo XX se caracterizó por un cambio radical en las tecnologías además de las guerras mundiales que marcaron huellas históricas arrastradas hasta la actualidad como la inmigración, la definición de nuevas potencias mundiales y el idioma que aprendemos como segunda lengua. Después de la Segunda Guerra Mundial, Europa quedo devastada y en los principios de un largo proceso de reconstrucción que implicó penurias económicas y debilitación de su influencia en el mundo. Estados Unidos se alzó como referente mundial expandiéndose comercialmente para encargarse de el negocio y abastecimiento que Europa ya no podía ofrecer.

Los negocios Estadounidenses llegaron a alcanzar todas la partes del mundo, por lo cual las compañías internacionales empezaron a aprender su lengua para generar oportunidades en un mercado que prometía crecimiento. Su inmensa producción musical, televisiva y cinematográfica en esta época, se propagó por el mundo con un mensaje optimista luego de un periodo negro. El inglés se empezó a escuchar en cines, los teatros, las discotecas y los hogares de todo el mundo. El enceguecedor brillo de Hollywood sumado a los movimientos punk y hippie, son otras causas que posicionaron al inglés en su trono.

La tendencia es clara tanto entre las empresas que buscan hacerse un lugar en el mercado internacional como entre las compañías existentes que necesitan un idioma en común. El llamado “lenguaje internacional”, de hecho cumple esa función. El ejemplo más emblemático es el nacimiento de Internet que ha invadido todos los rincones de nuestra cotidianidad y los avances se dan en este idioma, de modo que los programadores deben poder manejarlo con facilidad para mantenerse al día.

Las empresas que han implementado estrategias de internacionalización son las que mejor están soportando la actual situación económica. Sin embargo, muchas entidades reconocen que encuentran barreras a la hora de comunicarse con sus clientes potenciales en el idioma inglés, que se ha convertido en la lingua franca para los negocios internacionales. La buena comunicación es la mejor herramienta para impulsar una estrategia de internacionalización. De hecho, uno de los pocos indicadores macroeconómicos positivos durante este periodo es el nivel de exportación de las empresas. Sin embargo, la capacidad para comunicarse de forma efectiva en inglés puede marcar la diferencia entre ganar posibilidades de negocio o perderlas.







19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo